Inicio » Parlamento » La barrera electoral del 5% evitará outsiders en el Congreso

La barrera electoral del 5% evitará outsiders en el Congreso

Una valla que frenará a los outsiders. Carlos Hakansson Nieto, constitucionalista y profesor de la facultad de Derecho de la Universidad de Piura, calificó como positiva  la propuesta –que aún no ha sido aprobada por el pleno del Congreso– de que sólo los partidos que alcancen el 5% tengan representación parlamentaria. Para él, esta valla frenará las postulaciones personales, que sólo abogan por intereses individuales, y evitará que “outsiders”  logren una curul. 

Según Hakansson, ése será el mayor beneficio de la propuesta, que ha despertado polémica y cuyo debate en el pleno del Congreso fue postergado hace algunos días. Señaló que el planteamiento tiene más beneficios que perjuicios porque habría un mecanismo para dimensionar el ejercicio de la política en el Parlamento. Además, dijo, la menor presencia de partidos fortalecerá la gobernabilidad y, también, evitaría la informalidad en las representaciones.

Actualmente, en el Congreso “no abundan las representaciones de grupos, sino, en algunos casos,  personas que llegan y hacen lobbies por sus intereses individuales o por un grupo determinado. Se encargan, a veces, de propiciar leyes a su favor o en beneficio de los que auspiciaron su campaña”, manifestó el constitucionalista.

Mencionó como otro beneficio el que los partidos deberán trabajar permanentemente para alcanzar escaños y también después de la elección, para mantener y aumentar el porcentaje electoral obtenido y evitar un revés en los siguientes comicios electorales.

Para Hakansson, lograr una curul en el Congreso debe implicar una organización partidaria previa, difusión de ideas y el convencimiento de otros de que las propuestas favorecerán a las mayorías. Es decir, “lograr una curul debe costar trabajo y organización y no debe propiciarse las candidaturas advenedizas”, enfatizó.

Manifestó estar completamente de acuerdo con la propuesta, ya que de este modo se “dimensionaría el ejercicio de la política. Muchas representaciones generan ingobernabilidad. En el derecho constitucional hay una premisa: a mayor representatividad menor gobernabilidad. De allí, que la valla electoral lo que busca es que los partidos que tengan mayor representación nacional tengan un escaño”.

Con ello, aseguró, no se deja fuera de carrera a los partidos que no logran una curul ni se propicia que los elegidos “se enquisten en el poder”. Lo primero, explicó, porque la política no sólo se ejerce dentro del Congreso y, lo segundo, porque los partidos que “quedan fuera” pueden crecer y excluir a los que se creían posicionados. Para ello, dijo, se necesita que miembros de los partidos estén convencidos de que la política se hace también fuera del Congreso, de modo permanente y no sólo abriendo esporádicamente un local.

No es la única solución

Hakansson también mencionó que la valla electoral no solucionará los problemas de la política en el país, pero sí es un aporte importante porque va a propiciar que los partidos se esfuercen por estar mejor organizados. “Algunos han dicho, a modo de crítica, que de esta forma sólo los partidos más organizados obtendrán un escaño”; pero ¿no eso lo que necesita la política nacional?. Esta crítica no es válida. Es casi como decir que los alumnos aplicados no deben aprobar los exámenes.

¿Antidemocrático?

Hay quienes han señalado que la valla electoral es una propuesta antidemocrática porque no permitiría presencia de minorías en el Congreso. Para Hakansson dicha opinión tampoco es tan cierta, pues –remarcó- la política se puede ejercitar fuera del Congreso y las minorías compuestas por un congresista sólo cuentan con una representación formal. En la práctica, sólo les queda sumarse a un grupo parlamentario, señaló.

“Lo que sucede es que la democracia y el ejercicio de la política necesita unas reglas de juego y garantías: no podemos seguir pensando que quienes llegan al poder son grupos políticos entorno a un líder carismático de ocasión. Eso da lugar a que cuando se desgaste el carisma del líder, los demás empiezan a emigrar a otras agrupaciones dando lugar a los llamados tránsfugas”, expresó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: