Inicio » Parlamento » Aumentar el número de congresistas sólo es un cambio formal (Publicado en Semana, suplemento del diario El Tiempo, 13 de septiembre de 2009).

Aumentar el número de congresistas sólo es un cambio formal (Publicado en Semana, suplemento del diario El Tiempo, 13 de septiembre de 2009).

El martes 8 fue publicada la ley 29402 que modifica el artículo 90 de la Constitución para incrementar el número de congresistas de 120 a 130, a partir del 2011. La norma vendría a cubrir la frustración porque “no prosperó la reforma para recuperar el Senado. La norma buscaba compensarlo con más escaños pero, en cualquier caso, no pretendía superar las deficiencias existentes en cuanto a representación política”.

Es lo que sostiene el constitucionalista y docente de la Universidad de Piura, Dr. Carlos Hakansson, quien señala también que “la reforma no producirá ningún cambio sustantivo en el sistema político, pues no mejorará el funcionamiento del Congreso pero sí incrementará el gasto público, pues sólo se trata de un cambio formal. En resumen, se ha modificado la Constitución pero no se ha resuelto el problema de fondo”.

El también decano de la Facultad de Derecho de la UDEP señaló que “el actual número de parlamentarios no fue el resultado de un minucioso estudio del Constituyente de 1993, sino producto de opiniones a favor, y en contra, para aumentar o disminuir los escaños, como si en la práctica se tratara de crear puestos de trabajo a falta de un Senado”.

Mejorar la calidad de congresista

Hakansson recalcó la necesidad de buscar la fórmula para mejorar la calidad de nuestros representantes ante el Congreso. “Para lograrlo, se necesita tener antes un sistema de partidos en el Congreso, lo cual es vital para la buena marcha del legislativo. Si no funciona el principio representativo a nivel de la ciudadanía, menos desde el recinto congresal. Los partidos deben formar su militancia para tener cuadros suficientes, es decir, la formación de personas que se ocuparían de la gestión pública en puestos de alto nivel ejecutivo; de esa manera no se dejaría nada a la improvisación”, indicó.

Dijo, además, que esta sería una tarea de largo aliento, pues, “la carrera de un partido político al Congreso demora alrededor de veinte años para empezar a ocupar escaños en el hemiciclo. Lo que ocurre en el Perú es anómalo si lo apreciamos desde el Derecho constitucional comparado. Por eso, salvo excepciones, los actuales movimientos políticos no perduran en el tiempo”, anotó.

¿Otra Cámara?

Respecto a contar con una Cámara de Senadores, el constitucionalista dijo que ello requiere de una gran reforma constitucional pues se deberá trasladar las actuales competencias de la Comisión permanente a la Cámara alta. “Esto demandará la revisión de los capítulos I, II y III del título IV de la Carta de 1993. Se trata de una enmienda necesaria, pero en la medida que podamos distinguir dos criterios de representación en el Congreso; es decir, una cámara de diputados de representación nacional, y otra de senadores, pero de representación regional”, acotó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: