Inicio » El observatorio constitucional » Los paneles de campaña y la representación parlamentaria. Publicado en el Diario Correo (Piura), Martes 8 de Marzo de 2011.

Los paneles de campaña y la representación parlamentaria. Publicado en el Diario Correo (Piura), Martes 8 de Marzo de 2011.

Carlos Hakansson Nieto

El contenido de los paneles de campaña de los candidatos al Congreso, especialmente los que pudimos observar en la ciudad de Lima, no deja de sorprendernos: “por mejores servicios públicos”, “bienestar para todos”, “para mejorar la salud”, “por más becas de estudio”, “amor a la familia”, “siempre con el pueblo”, “por una nueva carretera”; son sólo algunas frases que alcanzamos a leer pero que no son del todo realistas, pues, con dichos ofrecimientos de campaña parece que los candidatos al Congreso se postulan al Ejecutivo y no al Parlamento.

Como sabemos, las funciones de todo parlamentario son las de representar, legislar, fiscalizar, y en las dos últimas también subyace la primera: la representación, que es la fuerza del congresista que anima todas sus compentencias; es decir, la capacidad de saber que en cada elección parlamentaria un importante número de ciudadanos lo respalda con su voto para que los represente y pueda fiscalizar cualquier arbitrariedad de los poderes del Estado. Precisamente, el problema de fondo en el Congreso se resume en una aguda crisis de representatividad.

El propósito de los candidatos al Legislativo de mejorar la salud, la educación e infraestructura del país sólo podrá ser impulsado en la medida que el congresista electo tenga un grupo parlamentario para presentar sus proyectos de ley, al menos una mayoría siemple que pueda aprobarlos y que no sean observados por el Presidente de la República antes de su promulgación.

Finalmente, no olvidemos que los parlamentarios tampoco ejecutan las leyes, una tarea propia del Gobierno, pero sí pueden facilitar su desarrollo con una legislación adecuada; por otro lado los congresistas, hayan o no participado en la preparación o votación de las leyes, siempren deberán fiscalizar las políticas del Ejecutivo.

En resumen, el sentido del trabajo parlamentario es legislar para el bien común y fiscalizar a la Administración pública para proteger los intereses ciudadanos. Si los congresistas electos cumplen esa tarea veremos, poco a poco, como se fortalecerá la representación parlamentaria ante la mirada del electorado.

Por eso, en el caso de las elecciones parlamentarias, la pregunta no es ¿qué me van a ofrecer los candidatos al Congreso? Lo correcto es pensar si ellos, por su conocida trayectoria personal y profesional, serán capaces de representarnos y fiscalizar cualquier abuso de la Administración pública que pueda afectar nuestros derechos.

 

*****

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: