Inicio » El observatorio constitucional » El procedimiento de reforma constitucional. Publicado en el Diario Correo (Piura), Martes 21 de Junio de 2011.

El procedimiento de reforma constitucional. Publicado en el Diario Correo (Piura), Martes 21 de Junio de 2011.

Carlos Hakansson Nieto

El artículo 206 de la Constitución peruana dispone dos caminos para que el Congreso pueda enmendar la Constitución. El primero buscará aprobar la ley de reforma por mayoría absoluta y luego su ratificación mediante consulta popular (referéndum); el segundo camino consiste en aprobar la reforma en dos legislaturas ordinarias sucesivas, en cada caso con una mayoría calificada para obtener un amplio acuerdo político.

¿Por qué existe un procedimiento de reforma constitucional? Son varias las razones que motivaron su presencia en las constituciones, algunas de ellas de gran sentido común. En primer lugar, los constituyentes no son dioses, es decir, que aún en el caso que los miembros de la Asamblea Constituyente (los padres de la Constitución), hubiese sido integrada por un conjunto de juristas y políticos notables, éstos no gozan de un principio de infalibilidad al momento de redactarla. Todo lo contrario. Se pueden equivocar por acción, por establecer en la carta magna alguna disposición que en vez de dispersar concentre el poder; o por omisión, cuando existen imprecisiones o lagunas que con el tiempo esperan ser resueltas por el Tribunal Constitucional, su máximo intérprete.

En segundo lugar, para la teoría constitucional es jurídica y políticamente correcto que la Constitución tenga previsto su propio procedimiento de reforma; es decir, es necesario que los parlamentarios posean unas reglas establecidas por los propios constituyentes y no buscar la solución mediante un radical cambio de Constitución. En los Estados sin tradición constitucional es conveniente establecer un procedimiento lo suficientemente riguroso para evitar unas reformas inmaduras, un propósito que no se ha cumplido del todo en las constitucionales iberoamericanas.

Como se puede comprobar, los Estados que tienen constituciones con un rígido mecanismo de reforma son los que han incorporado más enmiendas (como la Constitución mexicana) así como la convocatoria de diferentes asambleas constituyentes (como el caso peruano). Si tenemos que escoger, el procedimiento de reforma constitucional promueve mejor el diálogo hacia la búsqueda de acuerdos.

Finalmente, la Constitución peruana, al igual que la mayoría de las constituciones del mundo, tiene un procedimiento de reforma que dificulta una rápida e inmadura enmienda. En cualquier caso, como lo explicó James Bryce, en su clásico libro “constituciones flexibles y constituciones rígidas”, la estabilidad de cualquier Constitución no dependerá de su procedimiento de reforma sino más bien de “las fuerzas sociales y económicas que la apoyan y sostienen”.

*****

El observatorio constitucional

Martes 21 de Junio de 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: