Inicio » Noticias » El secretario general de la OEA rechaza la suspensión de Paraguay.

El secretario general de la OEA rechaza la suspensión de Paraguay.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA),José Miguel Insulza, propuso este martes no aplicar ninguna medida de sanción en contra del nuevo Gobierno de Paraguay, después de que el Senado nacional aprobara el pasado mes la destitución del expresidente Fernando Lugo, del izquierdista Partido Demócrata Cristiano, y le sustituyera por el centrista Federico Franco, del Partido Radical Liberal Auténtico. Insulza propuso, además, enviar una misión a Paraguay para que supervise las próximas elecciones que tendrán lugar en abril del año próximo.

“Algunos países ya han adoptado medidas contra el Gobierno de Paraguay, y han propuesto suspenderlo”, dijo Insulza este martes en su comparecencia ante el Consejo Permanente de la OEA en Washington. “La adopción por parte de la OEA de unas medidas similares no contribuiría a alcanzar nuestros objetivos y conllevaría altas implicaciones económicas para el país”, añadió. Algunos gobiernos sudamericanos, como Venezuela, habían propuesto la suspensión de Paraguay de la OEA, después de haber logrado que se le aplicara en otras instituciones como el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

Insulza, sin embargo, recordó que la recusación del anterior presidente entra dentro de la legalidad vigente.“En Paraguay existe una situación de normalidad política, social y económica, que conviene preservar”, dijo el secretario general en su comparecencia. “Más que impulsar sanciones, deberíamos unirnos en torno a un enfoque que privilegie el apoyo de la organización para la realización de diálogos con visión a medio y largo plazo, y que involucren a los actores políticos paraguayos en la superación de la situación actual”, añadió.

Por su parte, Bernardino Hugo Saguier, representante de Paraguay ante la OEA, pidió el respeto de los demás países latinoamericanos a la constitución nacional y al proceso de sustitución del presidente, ya que obedece a la voluntad de los paraguayos “de continuar con su vida en paz y seguridad”, según dijo. “No desoigan la voluntad de la ciudadanía”, dijo. “Mi país funciona normalmente, la ciudadanía se expresa libremente, rigen las instituciones y el respeto a los derechos humanos de los paraguayos”, añadió. Los legisladores paraguayos iniciaron el proceso de recusación de Lugo por considerarle culpable de casos de nepotismo, violencia policial y demás supuestos excesos en sus funciones. Se trataba del primer presidente de izquierdas del país tras 61 años de gobierno del  Partido Colorado.

Los miembros de la OEA acordaron reunirse de nuevo en los próximos días para votar las propuestas de Insulza, “probablemente a finales de semana o a principios de la semana que viene”, según dijo el secretario general al término de su comparecencia, informa EFE. La mayoría de países aceptó este tiempo de reflexión y sólo los representantes de El Salvador, Perú y Argentina pidieron una Asamblea General Extraordinaria sobre el asunto. El pasado 26 de junio, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Venezuela habían pedido la suspensión de Paraguay de ese organismo internacional.

El Senado paraguayo destituyó al exobispo Lugo, que gobernaba desde 2008, el pasado 22 de junio, después de celebrar un juicio en su contra, un proceso que contempla la Constitución nacional aprobada en 1992. Lo hizo finalmente con 39 votos a favor, cuatro en contra y dos senadores ausentes. El presidente depuesto acusó a los legisladores de dar “un golpe de Estado, un golpe parlamentario, un golpe a la ciudadanía y a la democracia”, según informa Europa Press, y prometió liderar un movimiento nacional de protesta que hasta la fecha no ha ganado gran tracción. El Senado colocó en su puesto a Franco, que ha reclamado para su Gobierno la legitimidad que le niegan sus vecinos.

Los países vecinos de Paraguay no han reconocido la presidencia de Franco, que se halla en una situación de aislamiento regional. La suspensión de Mercosur y de Unasur se considera cautelar, hasta que se celebren las próximas elecciones, el año que viene. Ante las peticiones de Venezuela y de otros países de que se tomara una medida semejante en la OEA, el secretario general de esa institución, Insulza, decidió realizar una visita a Paraguay de dos días, que culminó el pasado 3 de julio. Este martes presentó, finalmente, sus conclusiones.

http://internacional.elpais.com/internacional/2012/07/10/actualidad/1341938759_266701.html

*****

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: