Inicio » El observatorio constitucional » Por una visión de ciudad para Piura. Publicado en el Diario El Comercio (Edición Regional), Sábado 12 de Abril de 2014.

Por una visión de ciudad para Piura. Publicado en el Diario El Comercio (Edición Regional), Sábado 12 de Abril de 2014.

Carlos Hakansson

Doctor en Derecho (Universidad de Navarra)

Profesor de Derecho Constitucional (Universidad de Piura)

Titular de la Cátedra Jean Monnet (Comisión Europea)

 

En las próximas elecciones municipales corremos el riesgo de no estar informados en torno al plan de gobierno y visión de ciudad para Piura; si no exigimos propuestas concretas y viables de los candidatos nos conformaremos con una campaña llena de pintas y carteles, sonrisas y dedos pulgares levantados; un optimismo infundado para una ciudad que ha perdido el norte hace varias décadas.

El crecimiento económico producto de la construcción inmobiliaria no ha contribuido con los mínimos criterios urbanísticos, sino más bien con la informalidad en la concesión de licencias de construcción en zonas de baja densidad. El ornato mínimo que pudiera esperarse en el centro de la ciudad no se percibe y tampoco vemos un plan de recuperación del centro histórico. La cantidad de cables colgando, con un número considerable en desuso, por todo Piura es peligroso y anti estético. ¿Es tan difícil plantearse en el mediano plazo un cableado subterráneo?

Si bien el desalojo del mercado ha sido acertado, no podemos dejar de mencionar los temas de siempre. Las pistas presentan huecos y grietas que dificultan el tránsito vehicular, curiosamente en zonas residenciales que pagan sus impuestos, sin contar que tampoco existe un adecuado mantenimiento de parques, jardines y eficiente sistema de recojo de basura. Se ha trabajado poco y, lo peor, tampoco existe una visión de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, sólo se espera que las familias fabriquen su propio “micromundo”, al interior de sus hogares, y vivir al margen de las autoridades electas. También nos preocupan los paraderos informales de las motos, las viviendas que en horas de la noche son utilizadas como letrina pública, los vehículos abandonados en las calles, la llamada “contaminación acústica” en zonas residenciales, los terrenos con desmonte y basura de las empresas de construcción. Finalmente, nos queda ilusorio pensar en la ejecución de un plan preventivo para preparar la ciudad ante un fenómeno natural (terremoto o inundación), lo cual nos hace recordar que la historia se repite y la lección no se aprende.

En resumen, se trata de un conjunto de problemas que evidencian un claro desgobierno acumulado. Los ciudadanos también somos responsables al no exigir a los candidatos los planes de gobierno y propuestas viables para ser ejecutados progresivamente, con eficiencia en el gasto y priorizando las necesidades inmediatas.

 

*****

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: