Inicio » El observatorio constitucional » El “clientelismo de campaña”. Publicado en el Diario El Comercio (Edición Regional), Sábado 27 de Septiembre de 2014.

El “clientelismo de campaña”. Publicado en el Diario El Comercio (Edición Regional), Sábado 27 de Septiembre de 2014.

Carlos Hakansson Nieto
Doctor en Derecho (Universidad de Navarra).
Profesor de Derecho Constitucional (Universidad de Piura).
Titular de la Cátedra Jean Monnet (Comisión Europea).

El pasado 10 de septiembre, el conversatorio titulado “Participación y competencia política en las regiones”, organizado por el Jurado Nacional de Elecciones y el Instituto de Estudios Peruanos, nos dejó importantes conclusiones para tener en cuenta sobre el grado de organización y estilo de las campañas electorales, especialmente en las regiones. Las expositoras, Paula Muñoz y María Isabel Remy, brindaron interesantes apreciaciones respecto a las campañas electorales de los candidatos regionales y lo que espera el ciudadano de ellos cuando los “acompañan” en sus actividades.

Con relación al clientelismo, las expositoras sostienen que la carencia de una real organización partidaria en todo el territorio lleva a los candidatos a financiar la participación de personas en sus diferentes actividades de campaña, todo con la finalidad de propiciar un efecto de simpatía y proselitismo que busca propiciar un progresivo efecto de contagio al electorado y retención de su candidatura entre los votantes. Por eso, hablando con propiedad, para las expositoras la conocida “portátil” se debe conocer con el nombre de “clientelismo de campaña”, pero en el Perú todavía se trata de una práctica poco organizada si la comparamos con las efectuadas en los sistemas políticos más maduros.

Para ambas expositoras, el clientelismo de campaña en el Perú se resume en la necesidad del candidato para hacerse conocido y mostrase como una opción viable; es decir, regalar un vaso o una taza de plástico, un polo, todo lo que pueda ser perdurable, con el nombre, rostro del candidato y símbolo del movimiento, ya sea puesto en la cocina, sobre la mesa de noche, o utilizado como ropa deportiva un sábado o domingo por la mañana, respectivamente, marcaría un nivel de recordación mayor que los grandes letreros y afiches por toda la ciudad; los cuales naturalmente también cumplen su papel en toda campaña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: