Inicio » El observatorio constitucional » La franca y leal oposición. Publicado en el Diario El Comercio (Edición Regional), Sábado 18 de Octubre de 2014.

La franca y leal oposición. Publicado en el Diario El Comercio (Edición Regional), Sábado 18 de Octubre de 2014.

Carlos Hakansson
Doctor en Derecho (Universidad de Navarra)
Profesor de Derecho Constitucional e Integración (Universidad de Piura)
Titular de la Cátedra Jean Monnet (Comisión Europea)

La campaña electoral ha terminado y la pregunta que debe surgir entre los ciudadanos no debería limitarse en centrar la mirada hacia nuestros nuevos representantes electos, sino en preguntarnos por la existencia de una efectiva fiscalización dentro y fuera del Municipio. Dentro de la municipalidad y la Región tendremos a los regidores y miembros del Consejo Regional, respectivamente, pero la fiscalización por fuera debería provenir, principalmente, de los candidatos que quedaron segundos en la contienda. En la práctica, la tendencia es que los candidatos no favorecidos por los vientos del electorado desaparezcan de la escena política hasta, si las circunstancias lo permiten, volver a presentarse como la mejor opción de cara a los próximos comicios.

En realidad, la configuración de un candidato que se presente como la mejor opción política para los ciudadanos dentro de una campaña electoral, es un trabajo que no se improvisa sino que se debe construir progresivamente. Una vez finalizada la llamada “luna de miel” de los primeros noventa días de gobierno de las autoridades, deberían realizar un análisis de los primeras acciones en la gestión pública, proyecciones y advertencias a tener en cuenta. En otras palabras, los candidatos que quedaron segundos en los comicios del pasado 5 de Octubre deberían convertirse en los ciudadanos mediáticos a los que les pedirá opinión, presentando otras alternativas de solución con respaldo de su cuerpo técnico.

Lamentablemente, terminan las elecciones y la sensación que nos queda es de una campaña relativamente corta, con la casi desaparición de los candidatos no favorecidos con el respaldo popular hasta la siguiente elección. La dinámica democrática debe ser otra, el final de una campaña es el comienzo de la siguiente; comenzando con una franca y leal oposición, pendiente de las necesidades urgentes y continuando en difundir su visión de desarrollo humano, social, cultural y económico, pero a un ritmo más pausado, entre los ciudadanos, hasta la siguiente proceso electoral.

La franca y leal oposición

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: