Inicio » El observatorio constitucional » ¿Sin reelección inmediata no hay corrupción? Publicado en el Diario El Comercio (Edición Regional), Sábado 1 de Noviembre de 2014.

¿Sin reelección inmediata no hay corrupción? Publicado en el Diario El Comercio (Edición Regional), Sábado 1 de Noviembre de 2014.

Carlos Hakansson
Doctor en Derecho (Universidad de Navarra)
Profesor de Derecho Constitucional e Integración (Universidad de Piura)
Titular de la Cátedra Jean Monnet (Comisión Europea)

El impedimento de reelección inmediata para los alcaldes y presidentes regionales aprobado por el Congreso es una medida paliativa ante los sonados casos de corrupción y clientelismo de varias autoridades regionales. ¿Se resolverá el problema de fondo? No creemos que sea una solución; más bien, perjudicará a las regiones y municipios administrados por autoridades con éxito en la gestión pública, restándoles continuidad y dificultando la culminación de obras.

La precariedad del llamado Sistema Político peruano, sustentado en un modelo sin instituciones partidarias, formación de cuadros técnicos y profesionales, sin elecciones primarias para nombrar a sus candidatos y mínima presencia territorial, regional o nacional, puede explicar el impedimento constitucional de reelección inmediata para la Presidencia de la República pero, en principio, las alcaldías responden a la idea de nombrar a personas que puedan representar al buen vecino y las ciudadanos también elegirán a las personas que posean una mejor visión sobre las necesidades y prioridades de su región (qué hacer) y su experiencia en la gestión pública (cómo hacerlo); lamentablemente, ambas motivaciones en el voto ciudadano se han distorsionado por campañas cargadas de clientelismo, populismo y masiva publicidad que oferta el cambio.

El problema que afrontan la administración de las regiones y municipios no se resolverá con medidas paliativas (impedimento de reelección inmediata) ni con instituciones de democracia directa (revocatorias), se trata de un proceso lento y progresivo, en coordinación con la controlaría, el ministerio público y el poder judicial. El primer paso de las autoridades electas será la necesidad de poner orden al interior de la administración para empezar a notar cambios; para lograrlo, necesitarán estar acompañados de un personal de confianza probo y calificado; lo cual consumirá el tiempo de los primeros tres años de gestión pero sin posibilidad de reelección. Tengamos en cuenta que se ha impedido la reelección inmediata pero no se ha ampliado el mandato de cuatro a seis años por ejemplo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: