Inicio »

La democracia en los partidos. Elecciones internas para “legitimar” candidaturas ya voceadas . Publicado en el Diario El Tiempo (Suplemento dominical Semana), Domingo 30 de Agosto de 2015.

Por Tania Elias Lequernaque

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) recordó esta semana que en 44días se inicia el plazo para que los partidos políticos elijan a sus candidatos a la presidencia y vicepresidencia de la República, Congreso y Parlamento Andino. A pesar de esta disposición, ya hay candidatos autoproclamados haciendo campaña, mientras que las postulaciones para buscar una curul también se vocean. Rumbo al 2016, las elecciones internas aún son vistas como una formalidad.

Los esfuerzos de los organismos electorales para que la democracia recupere su valor, han dado avances pero aún no son tan sólidos en el logro de este objetivo. El primer paso para devolverle la confianza a la ciudadanía en el sistema que muchos cuestionan, se encuentra en la organización del partido político, en la elección que los militantes realicen de sus dirigentes, pero sobre todo –en época previa a los comicios generales- en la designación de sus candidatos.

Sin embargo, lo que hay hasta este momento son candidatos en plena campaña, sin que hayan nacido precisamente, del sentir de las bases, sin ese proceso previo que exige la Ley de Partidos Políticos, para aceptarlos en la competencia.
El escenario es similar al de los últimos 15 años, con los mismos postulantes, con los mismos escuderos, con los mismos ataques entre uno y otro, con un discurso similar en la forma e igual de impreciso en los temas de fondo.

Sin elecciones internas, les llaman candidatos naturales. Alejandro Toledo, Keiko Fujimori, Pedro Pablo Kuczynski, Alan García están en la disputa del voto a voto, buscando alianzas con los líderes de otras fuerzas que también comprometen apoyos sin siquiera tener el respaldo de sus bases. Son esos ‘favoritos’ los que ya presiden las bicicleteadas organizadas por las dirigencias de sus partidos, recorren el Perú día tras días, se reúnen con gremios, dan entrevistas, se critican y acusan unos a otros. Tienen apretadas agendas que deben cumplir, todo en busca de los votos.

Ganar tiempo
El doctor Carlos Hakansson, constitucionalista y docente de la Universidad de Piura, señala que las elecciones internas no es otra cosa que la democracia de partidos. Estos son las células básicas de la democracia y por ello deben predicar con el ejemplo. “Si los partidos políticos son los vehículos del sistema democrático, deben realizar sus mismas prácticas al interior de su propia organización”, precisa.

El especialista considera que la autoproclamación que parecería existir, en este camino donde sin elecciones internas ya hay candidatos, tiene que ver con un problema de origen compartido. “Las empresas encuestadoras miden el carisma de los candidatos y las preferencias electorales con los ciudadanos, años antes de una campaña; incluso difunden las preferencias de los ciudadanos en una probable segunda vuelta electoral. Por ese motivo sus nombres se posicionan en la escena política”, afirma.

“Como  la campaña es corta, pues comenzará con fuerza a finales de octubre, deciden ganar tiempo realizando viajes, presentando sus equipos de asesores, etc. Las elecciones primeras todavía son vistas como una formalidad”, explica.

Esto podría terminar cuando exista una continuidad de los partidos políticos y en estos se promueva la formación de sus propios cuadros de militantes. “En ese momento, unos empezarán a sentirse con más derecho que otros y las elecciones primarias para escoger candidatos cobraran fuerza y sentido; pero necesitamos continuidad democrática para que ello ocurra”, agrega.

Otra realidad
Mientras en Perú Posible, Fuerza Popular, Peruanos por el Kambio y el Partido Aprista, la voz de sus “candidatos naturales” no se pone en duda, no pasa lo mismo con Alianza para el Progreso. Aunque en una actividad interna de la universidad que promueve, su líder César Acuña dijo que en octubre renunciará al Gobierno Regional de La Libertad para postular a la presidencia, las bases se han dividido.

Hay quienes lo apoyan, pero también quienes lo emplazan a esperar las elecciones internas. Y también hay quienes, argumentando no estar de acuerdo con la presencia de personas ajenas a la dirigencia, ya renunciaron, como el ex candidato a la municipalidad provincial, Wilmar Elera y los regidores Kelly Morillas, Luis de la Puente y Gabriela Lozada.

En el Frente Amplio, los nombres de Verónica Mendoza y Marco Arana como precandidatos a la presidencia reflejan en primera instancia, la voluntad de cumplir con la ley. Sin embargo, nada está dicho en el camino de poder sentar el primer precedente de una elección de candidatos desde elecciones internas.

La carrera formal
La Ley de Partidos que está vigente, señala en el artículo 22, que las elecciones internas de candidatos se efectúan entre los 180 días calendarios anteriores a la fecha de elección y veintiún días antes del plazo para la inscripción de los candidatos.

Según información de la ONPE, la elección de candidatos a la presidencia y vicepresidencias de la República se debe realizar entre el 13 de octubre y el 21 de diciembre, mientras que las elecciones de postulantes al Congreso y Parlamento Andino, entre el 13 de octubre y el 20 de enero del 2016.

En lo que respecta al Congreso y el Parlamento Andino, las cuatro quintas partes del total de candidatos deben ser elegidos mediante elecciones con el voto universal, voluntario, igual, directo y secreto de los afiliados y no afiliados al partido; de solo afiliados; o a través de los delegados elegidos por los órganos partidarios.

A pesar que lo ideal sería que cada militante emita su voz por medio del voto, la modalidad que en los dos últimos procesos ha sido más aplicada es la de la elección en manos de los delegados.

Los registros de ONPE indican que el 2006, de 10 partidos que postulares, 2 eligieron a su candidato presidencial con el voto de afiliados y no afiliados; 3 por el voto solo de militantes; y 5 por asamblea de delegados. El 2011, de 10 partidos, solo 1 usó el mecanismo de un militante un voto y 9 partidos dejaron el encargo en manos de la asamblea de delegados.

En una actividad reciente realizada en Piura, el gerente de Organización Electoral y Coordinación Regional de la ONPE, Armando García Chunga, señaló que esto reflejaría una tendencia a concentrar en pocas manos el proceso de selección de candidatos.

El porcentaje libre  
La ley permite que una quinta parte del total de candidatos al Congreso y Parlamento Andino sea designada por el órgano que disponga el estatuto en los partidos. ¿Cómo evitar que se preste a la manipulación desde las cúpulas dirigenciales?

Para el doctor Carlos Hakansson Nieto, es inevitable que las llamadas cúpulas dirigenciales tengan discrecionalidad para la designación de esa parte de candidatos, pero se convierte en necesario debido a la transición democrática que estas organizaciones deben atravesar.

“Por eso la ley lo permite, para que los fundadores y miembros más influyentes del partido puedan asegurar su candidatura, con el paso del tiempo y la continuidad democrática ello debería cambiar, las bases del partido se terminarán ocupando de este tema”, refiere.

Mucho por hacer para la democracia
En la reforma electoral que está quedando pendiente, se propone que las elecciones de candidatos de partidos se realicen en una sola fecha, con votación secreta y directa de solo afiliados, y con la participación de los organismos electorales, es decir Oficina Nacional de Procesos Electorales, Jurado Nacional de Elecciones y Registro Nacional de Elecciones.

Sobre si esta medida permitiría recuperar la confianza del ciudadano en la democracia interna de los partidos, el especialista de la UDEP, doctor Carlos Hakansson Nieto, considera que el tema va más allá.

“Se pondría una fecha pero mientras no consolidemos la continuidad del sistema democrático se tratará del cumplimiento de una formalidad, pues los potenciales candidatos sin elegir seguirán realizando su campaña con anticipación”, enfatiza.

En el momento actual y cerca de un proceso, considera que hoy se debe reconocer la continuidad democrática de tres gobiernos consecutivos, un hecho que no tiene antecedentes en nuestra historia republicana y es digno de resaltar como positivo.

“El próximo 28 de Julio de 2016 cumpliremos quince años de continuidad democrática en el Perú y es para destacarlo. El derecho constitucional y democrática evolucionan en base a conquistas ciudadanas, con episodios históricos concretos; las leyes electorales pueden colaborar pero no suelen ser muy eficaces para que sólo ellas puedan lograr los cambios de comportamiento en la actividad política de una comunidad”, puntualiza.

*****

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: