Inicio » El observatorio constitucional » La renovación de los políticos. Publicado en el Diario Correo (Edición Regional), Lunes 29 de Febrero de 2016.

La renovación de los políticos. Publicado en el Diario Correo (Edición Regional), Lunes 29 de Febrero de 2016.

Carlos Hakansson
Doctor en Derecho (Universidad de Navarra)
Profesor de Derecho Constitucional (Universidad de Piura)
Titular de la Cátedra Jean Monnet (Comisión Europea)

En la historia política norteamericana sólo existe el caso de Stephen Grover Cleveland, vigésimo segundo y vigésimo cuarto Presidente de los Estados Unidos de América, que fuera el primero y único mandatario que ocupó dos veces el cargo sin ser reelegido, en dos periodos presidenciales distintos y no consecutivos (1885-1889 y 1893-1897), con el intervalo de la presidencia del republicano Benjamín Harrison (1889-1893).

La explicación de este hecho se debe a que existen las llamadas elecciones primarias, el deber de postulación de los aspirantes en cada partido para convertirse en candidatos para los próximos comicios presidenciales. Se trata de un proceso que forma parte de la democracia de partidos, donde demócratas y republicanos eligen internamente a sus candidatos en sendos procesos electorales; de esta manera, el sistema político evita el caudillismo, es decir, la perpetuidad de los mismos candidatos a la presidencia y su clara influencia al interior del partido, favoreciendo la renovación de cuadros y ascenso de nuevos líderes que promuevan la continuidad de la organización partidaria.

En el Parlamentarismo español tenemos otro ejemplo. La renovación de los líderes políticos y su distanciamiento una vez culminado el mandato como primer ministro ha sido notorio en toda la transición política; Suarez, Calvo Sotelo, Gonzalez, Aznar y Rodríguez Zapatero, han sabido dar un paso al costado y ceder la posta a las nuevas generaciones. Por eso, cualquiera sea el resultado al final de una segunda vuelta electoral, la formación y renovación de los cuadros políticos es necesaria en el Perú, la búsqueda por parte de los jóvenes de nuevas caras en la contienda electoral es una señal de alerta a los partidos con mayor tradición, que incluso han sido gobierno o han gobernado en alianza.

*****

La renovación de los políticos

Anuncios

2 comentarios

  1. Sin embargo, la apuesta de muchos jóvenes por las caras nuevas, a mi parecerm es más un asunto de moda o tendencia, sin base ideológica alguna. En política hay que tener un ideal y quien se diga tecnócrata sin tinte político, está en terrenos que no son los suyos.

  2. Carlos Hakansson dice:

    Gracias Arturo, de acuerdo contigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: