Inicio » El observatorio constitucional » Los protocolos de emergencia. Publicado en el Diario Correo (Edición Regional), Lunes 27 de Marzo de 2017.

Los protocolos de emergencia. Publicado en el Diario Correo (Edición Regional), Lunes 27 de Marzo de 2017.

Carlos Hakansson
Doctor en Derecho (Universidad de Navarra)
Profesor de Derecho Constitucional e Integración (Universidad de Piura)
Titular de la Cátedra Jean Monnet (Comisión Europea)

La necesidad de preparar e implementar unos protocolos de emergencias ante un desastre natural nos ayudaría a tener prontas respuestas a las siguientes interrogantes: ¿qué hacer luego de la catástrofe? ¿A dónde pedir refugio, víveres y una pronta atención médica y psicológica? Es cierto que se nos ha aconsejado la necesidad de la llamada “mochila salvadora”, pero con suerte sólo nos ayudará a pasar la primera noche mientras los ciudadanos esperan la ayuda oficial además de las muestras de solidaridad de familiares, amigos y vecinos.

La necesidad de estar preparados durante una catástrofe no debe hacernos perder de vista la importancia de estar organizados también para evitar el caos, saqueos e histeria colectiva. Por eso, aprovechando el número de mesa de sufragio que figura en el Documento Nacional de Identidad podría ser el código que indique el colegio y lugar exacto al que podríamos acudir por alimentos. De esta manera, el padrón electoral se convertiría en el registro de entrega de víveres, abrigo y carpas; los miembros de mesa podrían apersonarse para colaborar, al igual que un proceso electoral con el apoyo del ejército y la policía; considerando la necesidad de llevar ayuda aérea en caso sea imposible la movilidad de los ciudadanos hacia el colegio donde suele ir a votar. Con relación a los ciudadanos que votan fuera de la ciudad deberían acudir al local de su municipalidad, pues allí también estarán empadronados para poder recibir la asistencia inmediata. En resumen, de lo que se trata es de optimizar los datos, procedimientos, despliegue logístico y humano que disponemos para afrontar, solidariamente, una situación de emergencia.

Dado que el uso de celulares se ha difundido, la necesidad que las empresas de telefonía faciliten servicio de internet por unos días ayudaría con las comunicaciones. Por eso, a pesar de la falta de previsión para afrontar las catástrofes naturales, consideramos que todavía podríamos reaccionar de modo organizado si aplicamos los procesos que se implementan para poder ejercer el derecho de sufragio; se trata de una organización que los ciudadanos conocen y practican con regularidad y que podría servir para distribuir la ayuda humanitaria nacional y extranjera.

*****

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: