Inicio » El observatorio constitucional » Sobre la reforma a la CNM. Publicado en el Diario Correo (Edición Digital), Lunes 7 de Agosto de 2017.

Sobre la reforma a la CNM. Publicado en el Diario Correo (Edición Digital), Lunes 7 de Agosto de 2017.

Carlos Hakansson
Doctor en Derecho (Universidad de Piura)
Profesor de Derecho Constitucional e Integración (Universidad de Piura)
Titular de la Cátedra Jean Monnet (Comisión Europea)

La iniciativa de reforma constitucional, presentada por el Presidente de la República, que propone reformas en la composición del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) ha producido una polémica dentro y fuera del Congreso. Los críticos a la CNM sostienen que su diseño, conformado por jueces, fiscales, rectores y decanos de los colegios profesionales, no ha resuelto el riesgo de politización.

Si observamos el derecho comparado, no encontramos un sistema de nombramiento que no guarde un mínimo componente político, incluso si fuesen elegidos por votación popular, como ocurre en el sistema federal estadounidense que cuenta con un modelo plural para su selección; por otra parte, en los países de tradición europea continental, como España, donde los interesados en realizar la carrera judicial deben rendir exámenes para su ascenso, también descubrimos influencia política.

Si bien descubrir la solución perfecta ha resultado infructuosa, lo cierto es que se pueden realizar algunos ajustes; por ejemplo, si el CNM sólo se ocupara de nombrar y sancionar a los jueces y fiscales, mas no ratificarlos cada siete años, manteniéndolos en sus cargos mientras “se comporten bien”, como reza el Acta de Establecimiento inglesa de 1700, se fortalecería con el tiempo su inamovilidad e independencia. Un ajuste más radical presenta la Constitución estadounidense (1787), donde los miembros de la Corte Suprema, propuestos por el Presidente y ratificados por el Senado, gozan de un mandato vitalicio; en ambos casos, vemos que su independencia e inamovilidad se garantiza, pues, con el paso del tiempo “los políticos influyentes pasan pero los jueces se quedan”.

*****

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: